Trash Mumma: exitoso cierre en sector César Gaviria

Sábado, 30 de marzo de 2019,

La empresa de aseo Trash Busters S.A. E.S.P., realiza desde el año 2017 talleres de artesanías y marroquinería con material reciclado y aprovechado principalmente por madres cabeza de hogar en diversos barrios de San Andrés. Este 21 de marzo culminó el curso en el sector de César Gaviria.

En el salón comunal una decena de mujeres emprendedoras terminó este taller luego de mes y medio de trabajo comprometido y en el cual se elaboraron, entre otros, bolsos, monederos y llaveros a partir de neumáticos de bicicletas; además de aretes, canastos y floreros con botellas y tapas plásticas.

Rosiris Zúñiga, habitante del sector desde hace más de 12 años, está muy contenta y sobre todo orgullosa con los artículos que elaboró. “Es sencillo y seguiré practicando en mi casa, porque este tipo de labores nos sirve mucho a nosotras como cabeza de familia, para poder trabajar desde la casa”, agregó.

Certificando participación

Por su parte, Julieth Mosquera, directora de Desarrollo Social y Ambiental de la empresa, entregó a cada una de las artesanas un certificado por su participación en el taller; no sin antes agradecer por la acogida al mismo y destacar el impacto social y ambiental de su trabajo.

Asimismo, alentó a las participantes para que sigan elaborando artículos, a fin de obtener mayor experiencia y propuso opciones para que comiencen a comercializar sus productos.

De otro lado, la artesana y tallerista, Antonia ‘Toña’ Santamaría, elogió su creatividad, puntualidad y el empeño que le pusieron en las clases. “El cambio está en nosotras; sigan adelante”, manifestó.

Genuina responsabilidad social

Por último, Sebastián Ospina, asesor en el área de Desarrollo Social y Ambiental, recalcó que ‘Trash Mumma’, es un programa de responsabilidad social orientado a “instalar capacidades productivas. No se trata únicamente de darles el pescado, es enseñarles a pescar para que ustedes continúen con su proyecto personal”, dijo.

Con este programa Trash Busters contribuye a diferenciar aquello que se ve como simple ‘basura’ y en cambio puede generar recursos. Ganan las futuras emprendedoras y también gana la isla, porque entre todos se ayuda a que los residuos se reduzcan.

“Estén seguras –afirmó Ospina– que esto es apenas un primer paso; seguiremos apoyándolas en sus futuros emprendimientos, sigan con esta motivación y conformen una asociación o una cooperativa para comiencen a valorizar y comercializar sus artículos”.

*Tomado del diario El Isleño Articulo Original

art_mar30_1 art_mar30_4 art_mar30_3 art_mar30_2

Related Entries